¿Qué es la Pascua?

Conoce los orígenes de esta celebración, que representa el paso definitivo de la muerte a la vida.

“¡Felices Pascuas!, felices nosotros que resucitamos”, una frase, que según Fray Diego Montoya, director de la Unidad de Espiritualidad UNIAGUSTINIANA – ESUNA, resumiría la fiesta que comenzamos a celebrar los católicos.

La Pascua, que inició el pasado sábado, tiene sus orígenes desde mucho antes de la llegada de Jesús.

Su origen se remonta al año 1513, antes de Cristo, (Exodo 14, 5 – 15, 1) cuando el pueblo judío huyó de Egipto hacia la Tierra Prometida.

“Pascua viene del hebreo “paso” y representa la época en que Moisés llevó al pueblo judío hacia la libertad, justo antes de ese paso se cuenta que escogieron como signo el sacrificio de un cordero, comiéndoselo y con su sangre untando cada puerta de las casas de todo el pueblo, para que nos les pasara nada.

Fue así como al cruzar el Mar Rojo, y encontrándolo seco, lograron avanzar en su camino hacia la tierra de canaán. La misma suerte no la correría el ejército de Egipto, quien fuera tragado por las aguas del río”, narró Fray Diego Montoya.  

Cada año entonces, se recordaría este paso hacia la libertad sacrificando un cordero, con la promesa para las futuras generaciones de la llegada del Mesías, el salvador definitivo de todos los pecados.

“Este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”, Juan 1:23, es así como, con la llegada de Jesús, su muerte y resurrección, se daría el paso definitivo de la muerte a la vida; a la LIBERTAD.

La Pascua se celebra durante 50 días, que finaliza con la llegada de Pentecostés y la venida del Espíritu Santo.

Por eso, y por amor a Jesús en la cruz, quien salvaría todos nuestros pecados y nos llevaría a la vida eterna, ¡Felices Pascuas!

Inicia sesión para enviar comentarios

Publicaciones

Boletín Informativo

Agenda Uniagustiniana