Ahorre, pese al uso diario de las tecnologías

Este es el Tema esta semana con la Directora de la Ingeniería en Telecomunicaciones.

Ahorre, pese al uso diario de las tecnologías

Hoy cuando el País continúa buscando estrategias para disminuir el consumo de energía, son muchas las conversaciones que se dan entre familias enteras, amigos y compañeros de oficina frente a cómo contribuir a la meta de ahorro diario, dispuesto por el Gobierno.

Este es el Tema esta semana en la Universitaria Agustiniana, con apoyo de los programas Tecnología en Desarrollo de Software e Ingeniería en Telecomunicaciones; en cabeza de su directora Nidia García Roa y de forma colectiva con algunos docentes de los programas, quisimos poner en la mesa algunas recomendaciones, para que desde este momento, si no lo ha hecho, ahorre, porque apagar paga, de acuerdo con la campaña liderada desde el Gobierno Nacional.

Los dispositivos móviles, son nuestro pan de cada día, ¿existen aplicaciones que nos ayuden a ahorrar energía?

Sí, aunque el teléfono móvil sólo no puede interactuar con el uso de la energía eléctrica, existen apps que permiten calcular el consumo eléctrico de nuestros aparatos, dar consejos de cómo reducir dicho consumo y mostrar cuánto dinero es posible ahorrar siguiendo esos consejos. Los paneles solares, también son otra alternativa de ahorro, podrían ayudar a cargar los dispositivos de forma gratuita. Además podrían cargar una batería que puede ser utilizada para activar algún electrodoméstico, o incluso la luz de un recinto.

Siempre se ha dicho que los cargadores, aún conectados y sin utilizar, consumen energía…

Y bastante. Todos los cargadores tienen componentes que para su funcionamiento requieren el uso de corrientes eléctricas; si el cargador está conectado a la red eléctrica, pero no al dispositivo que debe cargar, sus componentes siguen usando energía de forma inútil, además de cortar su vida útil.

En la oficina mantenemos encendido el computador, ¿qué recomendaciones podrían darnos?

Apagar el disco duro. El disco duro de nuestros ordenadores tiene un motor que hace girar un disco continuamente mientras están encendidos, pero hay periodos de tiempo, especialmente cuando trabajamos en la misma tarea, en los que no se requiere su uso. Evitar el salvapantallas, no ahorra energía, más bien al contrario. En cuanto las funciones de apagar, suspender o hibernar… es recomendable apagar el ordenador para pausas largas de más de una hora (hora de comida, reuniones, finalizando la jornada laboral, fin de semana…), en los dos últimos casos se recomienda además no dejar los equipos en modo stand-by. Se recomienda suspender el ordenador en periodos cortos que no se utilice el equipo (10-30 minutos). Esta función permite seguir descargando información y ejecutar los programas activos. Se recomienda utilizar la función hibernar durante periodos largos de inactividad, ya que evita tener que cerrar todos los archivos, apagar, reiniciar y volver a abrir los archivos.

Respecto al brillo de la pantalla…

Reducir el brillo de la pantalla ayuda a reducir el consumo de energía.

¿Qué otros consejos podrían darse en el uso de computadores de oficina?

Los computadores PC y Mac tienen muchos elementos comunes desde el punto de vista de la eficiencia energética. Mientras que en los PC con Windows podemos reducir el consumo a través de las opciones de energía en el Panel de Control, en el caso de un Macintosh tendremos que hacerlo por la vía del economizador y las Preferencias del Sistema.

¿Qué pasa cuando imprimimos?

Imprime lo imprescindible. Se recomienda tratar de leer en pantalla siempre que sea posible, sobre todos los correos electrónicos. De igual forma, cuando se requiera, imprima a doble cara, las impresoras permiten esta función automáticamente. Ajuste las márgenes de las hojas para que entre más texto y reduzca el tamaño de letra de la fuente, optimizando espacio. Existen muchas formas de ahorrar, a pesar del uso diario de las tecnologías.

Publicaciones

Boletín Informativo

Agenda Uniagustiniana