¿Y quién no piensa en Colombia cuando le nombran el café?

La Escuela de formación Agustiniana preocupada por ofrecer una formación de carácter integral a su comunidad se interesa no solo por capacitar en temas académicos y técnicos a sus integrantes sino también en instruirlos en temas de cultura general.

 

El café tiene más de un motivo para ser nuestro producto insignia desde ya hace muchos años, es tan representativo que a nuestro equipo de fútbol le dicen “los cafeteros”, el café de Colombia es reconocido mundialmente, hasta en Hollywood ha aparecido Juan Valdéz con su burra conchita.

En la UNIAGUSTINIANA no somos ajenos a este tema, y por esta razón la Escuela de formación Agustiniana junto con la Dirección del Programa de Gastronomía quisieron regarle al equipo administrativo la experiencia sensorial del café. Por tal motivo se decidió traer a Lucía Londoño, quien es experta en el cultivo y procesamiento de este producto, tanto para el país como para su exportación.

El taller consistió en un recorrido completo por todo el proceso que se realiza con el café en el país, desde su siembra, cuidado de la calidad de la planta, selección de granos, secado, trillado, tostado y empacado. Para posteriormente centrarse en la cata de diferentes tipos de productos caracterizándolos por su aroma, fragancia y sabor.

Los participantes del taller tuvieron la oportunidad de tener un contacto directo con el café, inclusive descascararlo con sus propias manos, probando diferentes tazas de café, y categorizándolos por su acidez, dulzura, cuerpo y sabor residual. 

Llegando a la conclusión experiencial que el café suave de Colombia es el mejor del mundo.

Publicaciones

Boletín Informativo

Agenda Uniagustiniana