¿Cómo localizar teléfonos i...

¿Cómo localizar teléfonos inteligentes en lugares cerrados?

Por Carlos Andrés Gómez-Ruíz

Actualmente, para todos nosotros, los términos localización, ubicación, rastreo, entre otros, son normales debido al uso cotidiano que hacemos de un teléfono inteligente. También es frecuente el uso de mapas y el acceso a información relacionada con nuestro entorno geográfico. A partir de este tipo de posibilidades, se han desarrollado servicios que usan esa información para recomendarnos lugares de interés cercanos como restaurantes, parques, museos, entre otros.

A pesar de esto, en ciertos casos, la ubicación relacionada con el exterior no es suficiente pues los servicios de localización, en espacios interiores, necesitan mayor exactitud. Es decir, no basta con saber que estamos en la universidad, sino que se requiere conocer la posición exacta, por ejemplo, en qué edificio, piso, o salón nos encontramos. Con esta información precisa podrían desarrollarse servicios que, por decir algo, envíen al teléfono el contenido específico de la clase que se va a impartir en esa aula, o en el caso de los espacios culturales como los museos, puedan suministrar información exacta de la obra que se expone en un rincón específico de la galería, o en un hospital se podría saber con exactitud la localización de los equipos especializados ante emergencias, etc.

No obstante, ante este escenario de posibilidades hay un problema que es importante tener en cuenta: la fuente de información que usan nuestros celulares en las calles es usualmente el Sistema de Posicionamiento Global, o gps, y dicha tecnología no funciona dentro de un edificio con el techo cubierto.

¿Qué hacer? Hay muchas alternativas: hacer vigilancia por cámaras, poner etiquetas a los objetos (como en los supermercados) o aplicar tecnologías recientes como los nuevos sistemas bluetooth 4.0; incluidos ya en los últimos teléfonos de alta gama. Frente a esta situación, el profesor Carlos Andrés Gómez Ruiz, investigador del programa de Ingeniería de Telecomunicaciones de la Universitaria Agustiniana (Bogotá, Colombia), ha desarrollado un proyecto de investigación que busca que no sea necesario tener teléfonos de alto costo o implementar equipos extra a estos dispositivos, sino que se pueda usar con la gran mayoría de teléfonos inteligentes.

La investigación desarrollada por el profesor Gómez demuestra dos hipótesis. La primera es que es posible hacer análisis de redes WiFi, un análisis estadístico completo, y saber en qué parte de un espacio cerrado está ubicado un teléfono inteligente. Sin embargo, la cantidad de información es tan grande que algunos dispositivos pueden no ser capaces de procesarla. Lo anterior desemboca en la segunda hipótesis: es posible usar, como fuente de información alterna, el campo magnético de la tierra.

El profesor Gómez argumenta que el planeta tierra tiene un campo magnético propio y natural entre los polos norte y sur. Resulta que algunos equipos tienen unas funciones que popularmente se conocen como “la brújula en el teléfono”; en realidad, es un sensor llamado magnetómetro que puede medir campos magnéticos. Con esta base, hemos mostrado cómo con una sencilla metodología es posible medir las variaciones del campo magnético terrestre en los interiores de los edificios donde, concentraciones de hierro (en las columnas estructurales) o la presencia de equipos electrónicos (tv, neveras, cableado, etc.), hacen que la magnitud y orientación del campo magnético de la tierra se desvíe; esas desviaciones pueden ayudar a localizar un teléfono inteligente, y debido a que la cantidad de datos es muchísimo menor que con redes WiFi, se compensa el problema del procesamiento excesivo.

Esta investigación, así como otros trabajos en la línea de investigación de servicios sobre redes de comunicaciones, son llevadas a cabo dentro del programa de Ingeniería en Telecomunicaciones con el objetivo de desarrollar nuevas tecnologías para dar solución a las necesidades del mercado y la sociedad.

El artículo completo de esta investigación se encuentra publicado en Ingeniare: Revista chilena de ingeniería en el Volumen 26 n.° 2, abril – junio 2018

 

Acerca del autor

El prof. Gómez-Ruíz es Ingeniero de Telecomunicaciones, especialista en gerencia estratégica de telecomunicaciones y máster en Software libre. Es profesor investigador del programa de Ingeniería de Telecomunicaciones y del grupo de investigación idestic de la Universitaria Agustiniana, Bogotá, Colombia. Sus principales intereses de investigación se centran en la localización de dispositivos WiFi y en las redes inalámbricas comunitarias. Correo electrónico: carlos.gomezr@uniagustiniana.edu.co

Por Carlos Andrés Gómez-Ruíz Actualmente, para todos nosotros, los términos localización, ubicación, rastreo, entre otros, son normales debido al uso cotidiano que hacemos de un teléfono inteligente. También es frecuente el uso de mapas y el acceso a información relacionada con nuestro entorno geográfico. A partir de este tipo de posibilidades, se han desarrollado servicios que usan esa información para recomendarnos lugares de interés cercanos como restaurantes, parques, museos, entre otros. A pesar de esto, en ciertos casos, la ubicación relacionada con el exterior no es suficiente pues los servicios de localización, en espacios interiores, necesitan mayor exactitud. Es decir,…

Review Box

0%

Good

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium

User Rating: 4.65 ( 1 votes)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *