Docentes para el desarrollo so...

Docentes para el desarrollo sostenible

Por Norka Blanco-Portela

La educación superior juega un lugar importante en la formación de habilidades que le permitan a los estudiantes enfrentar los desafíos de un desarrollo sostenible. Esta posición hace evidente la importancia del rol del educador como facilitador de una “Educación para el desarrollo sostenible” (eds), una propuesta de la Unesco que apunta a empoderar a las personas para que cambien la forma de orientar su trabajo hacia un futuro sostenible. Así entonces, la responsabilidad docente está en prácticas educativas que involucren el pensamiento crítico, la resolución de problemas y el trabajo colaborativo.

Por lo anterior, es importante indagar alrededor de la formación docente, sus estilos pedagógicos y la forma en que se involucran con los objetivos planteados, tanto por la Unesco como por el Programa de Acción Mundial (gap por sus siglas en inglés), ya que desde esta perspectiva se designó un área de acción prioritaria dirigida a “fortalecer la capacidad de los educadores, formadores y otros agentes de cambio, para convertirse en facilitadores del aprendizaje para la eds”.

Apuntando a estos esfuerzos por la investigación sobre la enseñanza para la sostenibilidad,  Norka Blanco-Portela, profesora de la Universitaria Agustiniana, doctora en Investigación, Innovación y Organización de Instituciones Educativas, en trabajo conjunto con otros investigadores de universidades colombianas, publicó los resultados de su investigación “Professional Development of University Educators in ESD: A Study from Pedagogical Styles” en el International Journal of Sustainability in Higher Education en su número especial sobre Desarrollo Profesional en la Educación Superior para el Desarrollo Sostenible.

Entre los principales resultados de la investigación se destaca la importancia del vínculo entre la teoría y la práctica durante la reflexión crítica. Este vínculo permite a los investigadores comprender las relaciones entre las características de competencia de la EDS (es decir, el enfoque holístico, visualización del cambio y lograr la transformación) y las categorías de estilos pedagógicos (emancipatorio, técnico y práctico) en el desarrollo profesional. Asimismo, los resultados muestran que los educadores universitarios priorizan las prácticas pedagógicas caracterizadas por la preferencia de diversos temas: las prácticas pedagógicas eran abiertas o cerradas, e incluían múltiples variables que requerían soluciones creativas e innovadoras. Los profesores favorecían la producción colectiva y la promoción del respeto por los diferentes enfoques.

Las conclusiones relacionadas con el estilo pedagógico-práctico, muestran que los profesores prefieren analizar situaciones comparando ideas existentes con puntos de vista contrastantes para llegar a un consenso. Además, un menor número de profesores prefiere utilizar el estilo pedagógico-técnico. Este hallazgo sugiere que los profesores se identifican con la clase magistral y asumen posturas dogmáticas que pueden no basarse en pruebas. Adicionalmente, los resultados también demuestran que los educadores universitarios adoptan sus propios estilos pedagógicos basados ​​en la evolución de sus prácticas.

Este tipo de investigaciones permiten entender la formación de los profesores desde distintos niveles y ofrecer un análisis enfocado en la progresión del desarrollo profesional hacia la EDS, que requiere que los educadores desarrollen prácticas educativas innovadoras, busquen el cambio e inviten a sus compañeros y miembros de la comunidad a participar. Si bien todas las fuerzas sociales deben estar comprometidas con el cambio educativo, este cambio debe ser generado a nivel universitario y apoyado por un modelo de formación autónoma de los profesores.

 

Para más información, el artículo completo se encuentra publicado en el siguiente enlace:

http://www.emeraldinsight.com/eprint/C9MZH9X3XYFYN8T2UN2F/full

 

Acerca de la autora

 

La prof. Blanco-Portela es Bióloga, Magíster en Educación con énfasis en la Gestión y Evaluación Educativa y Doctora en Investigación, Innovación y Organización de Instituciones Educativas. Es profesora y líder de Campus Sostenible de la Universitaria Agustiniana, Bogotá, Colombia. Sus principales intereses de investigación se centran en la integración de la sostenibilidad en las estructuras y funciones de las universidades y en la formación de profesores universitarios en la enseñanza para la sostenibilidad. Correo electrónico: norka.blanco@uniagustiniana.edu.co

Por Norka Blanco-Portela La educación superior juega un lugar importante en la formación de habilidades que le permitan a los estudiantes enfrentar los desafíos de un desarrollo sostenible. Esta posición hace evidente la importancia del rol del educador como facilitador de una “Educación para el desarrollo sostenible” (eds), una propuesta de la Unesco que apunta a empoderar a las personas para que cambien la forma de orientar su trabajo hacia un futuro sostenible. Así entonces, la responsabilidad docente está en prácticas educativas que involucren el pensamiento crítico, la resolución de problemas y el trabajo colaborativo. Por lo anterior, es importante…

Review Box

0%

Average

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium.

User Rating: 5 ( 1 votes)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *