Pasar al contenido principal
Por: Comunicaciones

Este martes 4 de febrero Fray Diego Montoya, por la Misericordia de Dios, conmemoró sus Bodas de Plata de Profesión Solemne, en esta oportunidad se celebró la Santísima Eucaristía presidida por Fray Albeiro Arenas Molina, OAR, Prior Provincial y concelebrada por 30 Frailes Agustino Recoletos, en la Parroquia San Agustín de Fontibón, Bogotá.

A esta gran celebración por la vida consagrada y en homenaje por las bendiciones recibidas a través del servicio y entrega a la comunidad de Fray Diego, se sumó toda su familia de la OAR, sacerdotes, hermanos y religiosas de la Comunidad Agustino Recoleta, altos miembros directivos y el Rector de la Uniagustiniana, sus amigos más allegados, comunidad estudiantil, miembros de su dirección ESUNA y por supuesto sus familiares.

En la ceremonia, Fray Enrique Arenas Molina recordó a la asamblea sobre la trayectoria de Fray Diego Montoya, en sus años dedicados a evangelizar y educar en Cristo, la ocasión fue perfecta para hacer un paso por las vivencias que han trascendido en su vida y por las cuales hoy día sigue en este caminar, luego de 25 años. Con gran sentido y empatía lo invitó a no desfallecer y permanecer fiel en su compromiso consigo mismo y con la iglesia.

aniversario Fray Diego Montoya, OAR

Este homenaje también fue extensivo para su familia OAR y comunidad, con quienes también ha compartido y ha forjado su experiencia y el amor de Cristo a través de las múltiples actividades que ha cumplido en su voto de obediencia.
Fray Diego Montoya Naranjo, se hizo hermano de la Comunidad de Agustinos Recoletos, después de tener una vida y profesión consolidadas como Contador, sin embargo, para él está decisión ha sido la mejor de su existencia y solo pide que vengan otros 25 años más.

Seguido a la homilía, llegó el momento más esperado; la renovación de las promesas a la vida consagrada, las cuales aceptó con el mismo entusiasmo, seguridad y valentía para el año 1995. El sublime momento quedó registrado ante la mirada de todos los acompañantes y lentes fotográficos, en la lectura y recibimiento de la mención de honor escrita especialmente en su nombre, por su Santidad el Papa Francisco.
Fue así como entre sonrisas, abrazos y múltiples manifestaciones de cariño se celebraron estas bodas de plata. 

¡Felicidades hermano Diego!
 

aniversario Fray Diego Montoya, OAR